[1]
J. A. García Amado y P. Gutiérrez Santiago, «LA IGNORANCIA DE LA LEY NO EXCUSA DE LAS CONSECUENCIAS DE SU INCUMPLIMIENTO (PERO A VECES SÍ)», TYD, n.º 18, pp. 65-90, jun. 2020.